¿Qué significa para tu empresa, cultura preventiva? ¿y para ti? ¿Cómo sabes si vas en la dirección correcta? 

Existen múltiples definiciones de cultura de seguridad y todas ellas difieren sólo en matices. En las empresas se suele hablar de esa cultura preventiva pero, sin embargo, no se sabe realmente su significado o como mínimo, cada trabajador/a tiene una visión diferente.

Entonces, ¿cómo la defines?

Para mí, la «cultura» de una empresa es la forma en que ésta hace las cosas, tanto dentro como fuera de ella. Y cuando le añades preventiva hace referencia a los aspectos relacionados con la Seguridad y Salud de todos/as sus trabajadores/as.

Erróneamente, las organizaciones no paran a evaluar si la cultura preventiva positiva es la adecuada o si sigue de forma estricta. La pregunta es clara, ¿trabajamos siempre acorde a las directrices preventivas establecidas? ¿somos conscientes de que la realidad puede que no siga lo que creemos?.

Es de sobras conocido que muchos accidentes laborales los han sufrido empleados/as que estaban formados sobre el  peligro y eran conscientes de que no cumplían al 100% con  las medidas preventivas para desempeñar ese trabajo. Eso sí, nunca lo comunicaron. ¿Conoces algún caso?

Seguro estás ya relacionando cultura preventiva y eficacia, mejor dicho poca eficacia.

El primer paso ya lo tienes, con lo que analiza ahora conmigo las 6 razones principales por las que estas personas omiten comunicarlo, ¿por qué no está funcionando nuestra cultura preventiva?:

  1. Ahorro de tiempo. “Corre que no llegamos

Los/as trabajadores/as toman atajos sin contemplar la seguridad debido a los tiempos de producción.

2. Falta de formación. “Venga, abre la compuerta, saca lo que se ha atascado y tira millas

Se asignan trabajos a personas sin estar debidamente capacitadas o sin la supervisión necesaria.

3. Ocasiones únicas. Hazlo así por esta vez y después ya miramos”

Justifican los comportamientos inseguros infravalorando el riesgo  y considerando que sólo se infringirá la medida preventiva una vez.

4. Demasiadas reglas. “Siempre lo había hecho así y ahora ha cambiado. No lo entiendo”

Consideran que hay demasiadas normas para cualquier tarea y las consideran poco realistas, sin sentido o difíciles de aplicar.

5. Pérdida de confianza. “El jefe lo que quiere es que se entregue el paquete a tiempo pero cuidado por esa ruta”.

Tienen miedo a traicionar a un compañero/a de trabajo o la confianza de todo el equipo permitiendo comportamientos inseguros. Prioriza el mal entendido trabajo en equipo por el bien de la organización.

6. Falta de diálogo. “Era de esperar, me extrañaba que no hubiera pasado antes”

Piensan que si nadie pregunta es porque no interesa y que no aportan valor a la empresa comunicando proactivamente actos inseguros o condiciones inseguras.

Escribiendo este artículo me es inevitable visualizar cada una de las 6 razones, imaginarlas. ¿Te ha pasado lo mismo?

Check-list de comprobación de la efectividad de tu Cultura Preventiva

Cuando una cultura preventiva se ha roto o no va en la dirección que esperas por las 6 razones que acabamos de ver, no te preocupes ¡puedes reconducirlo!. Te dejo las soluciones.

  1. Ahorro de tiempo

Aquí entra en juego el liderazgo preventivo tanto tuyo como de los/as líderes organizativos de tu empresa.

Coherencia entre palabras y actos, no prediques el “la Seguridad es lo más importante” y luego no facilites la herramienta adecuada. 

En la reunión inicial de la jornada aprovecha para dialogar, hacer una evaluación de riesgos de los trabajos e indicarles que la necesitan volver a casa igual que han llegado, por su familia.

2. Falta de formación

Ahora viene el trabajo en equipo de verdad, en el que todos los participantes ayudan al resto.

Cuando un compañero/a ve a otro/a que necesita más formación o capacitación, es el momento de ofrecer su ayuda y enseñarle o bien comunicarlo a su inmediato superior para que pueda ejecutar el trabajo de forma segura.

3. Ocasiones únicas

Las oraciones condicionales y “el que pasaría si” funcionan porque en ese momento la imaginación del trabajador/a valora mejor las consecuencias.

En ese momento aprovecha tanto tú como su jefe/a para preguntarle si se le ocurre una mejor opción para trabajar de forma mejor, rápida y segura.

4. Demasiadas reglas

La persuasión, para convencer que las medidas de Seguridad y Salud son necesarias, es nuestra mejor aliada.

Cuántas normas siguen para desempeñar sus tareas diarias, el orden del proceso, la calidad, los plazos, por qué la Prevención de Riesgos Laborales es diferente.

Es importante informar del porqué de esta norma para que desaparezca la idea de que no es necesaria. Si descubres que no está actualizada o necesita ser mejorada para cumplir el 100% de su propósito, quien mejor que el/la propio/a trabajador/a te puede ayudar a mejorarla.

5. Pérdida de confianza

Los accidentes laborales, para cualquier empresa representan costes directos e indirectos (planificación, calidad, sueldo, producción, formación, etc).

El verdadero trabajo en equipo es el que se basa en la confianza, ahora bien pregúntales que confianza tienen en el resto de miembros del equipo si no vigilan por su Seguridad y Salud.

6. Falta de diálogo

Conversar también es trabajar. A veces, el tener más tareas a realizar que tiempo laboral disponible para ello, hace que se menosprecie el poder de la comunicación.

Pregunta y dialoga siempre que tengas oportunidad con la persona que trabaja para identificar esos riesgos de la zona que no son tan evidentes.

Ya tienes las herramientas y es el momento de ponerte a la acción, ¿cómo? Recopila las palabras liderazgo, comunicación, trabajo en equipo, confianza, persuasión y valor para:

  • añadir el Safety topic inicial en cualquier reunión de trabajo,
  • dialogar con los/as trabajadores/as mientras realizas la Evaluación de Riesgos del puesto,
  • arrancar las Observaciones Preventivas de Seguridad (OPS) de Calidad
  • predicar con el ejemplo
  • y/o felicitar a aquellas personas que se comportan de forma segura

Deja en comentarios cualquier iniciativa que quieras compartir o pregúntame/contacta conmigo si tienes dudas. Rellena el formulario indicando como referencia Revisar mi cultura preventiva.