Cultura preventiva: ¿Cómo conseguirla?

6 características estratégicas

¿Qué es la cultura preventiva y por qué es tan importante? ¿No tienes claro cuáles son sus características? ¿Sabes cómo generar cultura preventiva en tu empresa?

Primero, déjame decirte que no existe una cultura de seguridad por sí sola si no que siempre implicará un cambio de gestión y mentalidad en todos los departamentos de tu empresa.

Si tu Plan de Prevención de Riesgos Laborales es guiado por la cultura de seguridad, evitarás que se reduzca meramente a acciones, tareas, reuniones y/o premios.

Así pues, si quieres respuesta a las preguntas que quizás te están bloqueando:

  • ¿Cómo fortalecer la cultura preventiva de mi empresa?
  • ¿Cómo implantar la cultura preventiva en la empresa?
  • ¿Cómo crear cultura de seguridad?

sigue leyendo este artículo.

¿Qué es la cultura preventiva de una empresa?

En mi artículo “Los 6 síntomas que indican que tu cultura preventiva no es efectiva» te definía, brevemente, la cultura preventiva como aquella forma de actuar tanto dentro como fuera del entorno de trabajo.

Una cultura preventiva es el conjunto de actitudes, creencias y prácticas compartidas que demuestra toda la organización.

El objetivo principal es el de reducir de forma considerable los accidentes laborales y por ello, cuando una cultura preventiva está madura se refleja en que todos se sienten responsables de la seguridad y la persiguen a diario. No se trata sólo de seguir procedimientos y normas.

Recuerda que el cambio en la cultura preventiva de tu organización no es un hecho rápido si no que requiere esfuerzo y recursos, tanto personales como económicos. Para ayudarte en este proceso, te dejo razones de éxito y 6 atributos que debe incluir tu programa para iniciar o mejorar tu cultura de Seguridad y Salud en el trabajo.

¿Quién debería invertir en cultura preventiva? ¿Por qué?

La Seguridad y Salud debe ser un valor para ti y para tu empresa y tanto las PYME como las grandes organizaciones deben invertir tiempo, energía y dinero en ello. 

Además, cuando una empresa implanta un programa de cultura preventiva, la mejora se experimenta en todas las áreas de la organización y no sólo en el departamento de Seguridad y Salud laboral.

Seguridad a largo plazo

De todos es conocido que los accidentes laborales representan para toda empresa costes directos e indirectos, buenos ejemplos son:

  • Paro de la producción en el momento del accidente laboral
  • Salario del/la accidentado/a
  • Salario del/a sustituto/a
  • Formación de la nueva persona
  • Reducción de la productividad, debido a la persona que va a sustituir al accidentado
  • Reputación de la empresa

Analizando estos datos, cuantos menos accidentes laborales tenga una empresa, más dinero agregará a sus resultados finales.

Si quieres presentar este análisis a tu gerencia, toma nota de las siguientes herramientas y documentación que ha generado el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo:

Búsqueda y retención del talento

Imagina por un momento que estás en búsqueda activa de trabajo y llegas eres seleccionado/a en dos empresas diferentes para que formes parte de su equipo.

En una de ellas además te presentan los proyectos que están llevando a cabo y cuáles son sus valores, siendo la cultura preventiva una de ellos.

¿En cuál te sentirías más seguro/a y que se preocupan por tu salud y el equipo? ¿en cuál te sentirías más escuchado/a y cuidado/a?

La respuesta a esas preguntas determina qué empresas son más deseadas y pueden atraer y retener al mejor talento. 

Confianza del consumidor

¿Por qué muchas empresas publican sus datos de Seguridad y Salud abiertamente en sus páginas web año tras año? Son símbolo de compromiso con sus empleados/as y con sus consumidores.

Particularmente, prefiero que la empresa de la que compro productos cumpla una serie de requisitos: valore y vigile a su equipo, lleve a cabo acciones relacionadas con la Responsabilidad Social Corporativa y las directrices de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. ¡Ya no vale el todo vale!

Si cuidan de su plantilla, seguro cuidarán de que mis productos sean seguros y me hagan sentir segura.

¿Cuáles son las 6 características para una cultura de seguridad exitosa?

Tanto si has empezado a crear una cultura de seguridad desde cero con tu empresa o si la estás readaptando y dando un impulso, los ingredientes que aseguran su éxito son los mismos. Hoy te presento los atributos estratégicos que sí o sí ha de tener.

1.Compromiso de la Dirección

Una cultura de seguridad sólida comienza cuando la Seguridad y Salud es considerada como un valor por el equipo directivo y además éste predica con el ejemplo. 

¿Cómo te puedes dar cuenta si la Dirección va en este sentido? Puedes detectarlo si han iniciado alguna de estas vías o quiere pero no sabe:

  • Involucra a toda la organización incluyendo responsabilidades de Seguridad y Salud en sus funciones, formándolos en materia de Prevención de Riesgos Laborales, etc
  • Incluye tópicos de Seguridad en todas las reuniones para reforzar el mensaje de su importancia y eliminar las tradiciones adquiridas.
  • Apoya a tu departamento de Seguridad y Salud sea con presupuesto, escuchando tus recomendaciones o . 

Quizás piensas que tu equipo directivo no cumple ni una. En este caso te recomiendo dos pasos: primero pregúntale a personas de otros departamentos si lo ven igual y si la respuesta sigue siendo la misma, sensibiliza a tu dirección con un análisis coste-beneficio y con videos/mensajes en momentos y lugares estratégicos.

2. Asignación de recursos

Como bien decía más arriba, el cambio en la cultura preventiva requiere de tiempo y recursos.

Quizás no tienes un presupuesto que gestionas de forma totalmente autónoma pero si hay personas dedicadas a Prevención de Riesgos Laborales, un Servicio de Prevención Ajeno, formación en materia de Seguridad y Salud, reuniones de Comité de Seguridad y Salud o Equipos de Protección Individual para los trabajadores es que se están asignando recursos.

3. Equipo de Seguridad y Salud

En las empresas de más de 50 trabajadores/as, acorde con el artículo 38 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, este equipo suele equipararse al Comité de Seguridad y Salud.

Si no es tu caso, un equipo multidisciplinar que se reúne periódicamente para tratar temas de Seguridad y Salud es lo más común.

En ambos casos, lo que debería incluir es:

  • Heterogeneidad de los miembros tanto en departamento como en nivel jerárquico y no te preocupes si todos no son apasionados/as como tú ya que darán un punto de vista diferente para seguir impulsando el cambio.
  • Procedimiento de gestión: periodicidad de las reuniones, agenda y sistemática de trabajo.
  • Rendimiento del equipo identificando, por ejemplo, indicadores de cumplimiento de objetivos. 

4. Comunicación efectiva

Es fundamental crear canales y sistemas de comunicación para que todo trabajador/a pueda exponer sus propuestas en materia de Seguridad y Salud laboral.

El diálogo, el reporte, los foros de discusión y las reuniones con gerencia son ejemplos de este sistema en donde la comunicación en las dos vías es requerida y valiosa.

Si quieres aprender cómo crear un Plan de Comunicación, pásate por mi artículo “Ayuda, Visibilidad y Éxito en Prevención de Riesgos Laborales”.

5. Colaboración 360º

El objetivo principal de una cultura preventiva es el reducir al máximo los accidentes laborales. Siendo así, no tiene sentido ocuparse sólo de los/as trabajadores/as de tu empresa.

¿Sería más enriquecedor establecer debate con tus empresas contratistas, con tus clientes o con empresas de tu sector? ¿Podríais compartir Buenas Prácticas y construir conjuntamente el objetivo común de 0 accidentes?

De eso se trata, compartir información, experiencias y herramientas para lograr una cultura preventiva excelente.

6. Mejora Continua

Todo proceso de cambio requiere de una sistemática de mejora continua y la cultura preventiva no es menos.

Aun teniendo ya el cambio de la cultura y conseguido el accidentes 0, no te puedes parar. Sigue trabajando en la optimización del programa y con la generación de nuevas  propuestas, lo monótono a veces nos aburre.

Aprender, crecer y mejorar mediante auditorías, controles o un sistema de indicadores proactivos y reactivos.

Para acabar, no te olvides de comprobar también mis 4 últimos consejos:

  • Establecer el/los objetivo/s de la cultura preventiva
  • Definir el camino a seguir
  • Desarrollar tanto las habilidades duras como las blandas (soft and hard skills)
  • Celebrar los éxitos que te trae el camino, por pequeños que sean

Ponte en marcha y revisa si tienes todos estos puntos incluidos en tu Sistema de Prevención de Riesgos Laborales. Crea o adapta tu estrategia si no los habías contemplado y solicítame ayuda si así lo requieres, nada me haría más feliz que tu empresa y tú consiguierais eliminar o reducir los accidentes laborales.

¿Qué consejos darías a alguien que está empezando a construir su cultura preventiva? ¿Qué es lo que mejor te ha funcionado a ti o a tu empresa? Comparte tu experiencia en los comentarios más abajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *