El año 2021 ha destacado por hacer énfasis en la importancia de los riesgos psicosociales. Ya en abril se aprobaba el Criterio Técnico 104/2021 sobre actuaciones de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en Riesgos Psicosociales, poniendo sobre la mesa una vez más este tema que tan protagonista se está haciendo últimamente.

Además de esto, el pasado mes de junio se publicaba la norma ISO 45003 sobre la gestión de los riesgos psicosociales en el trabajo. Y es específicamente de esto de lo que hablaremos en este artículo.

¿Qué nuevas aportaciones hace esta norma bajo el marco de la ISO 45001 y tras la OHSAS 18001? ¿Cómo puede ayudar esta nueva norma a mejorar la seguridad y salud psicosocial en el trabajo?

Safeguru España, como e-commerce de seguridad laboral, cuyo objetivo es sensibilizar y concienciar sobre la salud en el trabajo, cuenta cómo ha avanzado la temática de la gestión de los riesgos psicosociales en los últimos años y cuál es su estado actual.

Pongamos un poco de contexto: OHSAS 18001 e ISO 45001

La OHSAS 18001 era una norma británica con reconocimiento internacional que establecía las pautas para implementar un Sistema de Gestión de la Seguridad y la Salud en el Trabajo.

En esta norma se hablaba de manera genérica de peligros y riesgos, y ya se comenzaban a mencionar los riesgos psicosociales como elemento a evaluar en las organizaciones.

La OHSAS 18001 ha sido sustituida gradualmente por el estándar internacional certificable ISO 45001 desde el año 2018, también como Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo. En la ISO 45001 el foco hacia la salud ocupacional se ha intensificado, haciendo mención a conceptos como “organizaciones saludables”, “liderazgo organizacional” o “bienestar”.

También reconoce la necesidad de identificar peligros relacionados con los factores de riesgo psicosocial asociados por ejemplo a la victimización o el acoso, proponiendo siempre una mejora en dichas situaciones.

¿Qué es la ISO 45003?

La norma ISO 45003 sobre la Seguridad y salud psicológicas en el trabajo desarrolla los requisitos de la ISO 45001 centrándose en los riesgos psicosociales. Es decir, está al amparo de la ISO 45001 y ayuda a complementarla, pero establece únicamente recomendaciones y orientaciones, sin llegar a ser certificable.

¿Cuál es la estructura de la norma? 10 apartados completos dedicados a la gestión de los riesgos psicosociales

La ISO 45003 sigue una estructura de alto nivel y consta de 10 cláusulas, donde los tres primeros apartados describen el estándar y las cláusulas 4 a 10 establecen las directrices.

La norma define los términos de “riesgo psicosocial” y “bienestar en el trabajo”, ofreciendo un marco en el que las empresas pueden contextualizarse.

Riesgo psicosocial: combinación de la probabilidad de ocurrencia de una exposición a peligros de naturaleza psicosocial relacionados con el trabajo y la severidad de la lesión y deterioro de la salud que pueden causar estos peligros.

La norma especifica que los peligros de naturaleza psicosocial incluyen aspectos relacionados con:

  • La organización del trabajo: roles, carga de trabajo, trabajo en remoto y aislado, horarios y demandas laborales, entre otros.
  • Los factores sociales y el ambiente laboral: relaciones interpersonales, liderazgo, desarrollo profesional, conciliación laboral, apoyo y supervisión, acoso e intimidación,…
  • Los equipos y las tareas peligrosas: inadecuación de los equipos, condiciones extremas de trabajo, entornos inestables como zonas de conflicto,…

Bienestar en el trabajo: cumplimiento de las necesidades y expectativas físicas, mentales, sociales y cognitivas de un trabajador relacionadas con su trabajo.

La ISO 45001 ya habla acerca de las necesidades y expectativas, por lo que es interesante ver cómo la ISO 45003 ahonda en ellas mediante el concepto de bienestar laboral.

Además, se puntualiza que el bienestar laboral también puede contribuir a la calidad de vida fuera del trabajo, ofreciendo una perspectiva mucho más amplia y realista con el día a día de las personas.

Implementación estratégica de la ISO 45003

La implementación de la ISO 45003 puede seguir la metodología del Ciclo de Deming o PDCA (por las siglas Plan-Do-Check-Act en inglés) o PHVA (Planificar-Hacer-Verificar-Actuar), una estrategia de mejora continua alineada con la estructura de alto nivel de esta norma.

  • Planificar: ¿qué queremos hacer? ¿Cómo queremos hacerlo?
    • Cláusula 4: Contexto de la organización.
    • Cláusula 5: Liderazgo y participación de los trabajadores.
    • Cláusula 6: Planificación.
    • Cláusula 7: Apoyo.
  • Hacer: implementación de los objetivos planificados en la primera fase.
    • Cláusula 8: Operación.
  • Verificar: ¿ha ido todo tal y como se planificó? ¿Se han alcanzado los objetivos planteados?
    • Cláusula 9: Evaluación del desempeño y Revisión de la dirección.
  • Actuar: ¿qué aspectos pueden mejorar en el modo de hacer las cosas?
    • Cláusula 10: Mejora.

Para llevar a cabo la implementación de esta norma es recomendable recopilar documentación e información acerca de las evaluaciones de riesgos psicosociales realizadas, las acciones formativas llevadas a cabo por la organización o los roles y las responsabilidades de los distintos cargos.

Una apuesta segura por la mejora de procesos

Ya en el Marco estratégico de la Unión Europea en materia de salud y seguridad en el trabajo 2021-2027 se hace énfasis en numerosas ocasiones en los riesgos psicosociales y su importancia en las organizaciones. Sin duda, apostar por la mejora continua que ofrecen normas como la ISO 45003 será positivo para la organización.

No se debe olvidar que todas estas normas son voluntarias, es decir, no son de obligado cumplimiento legal. Realizan una mejora en los procesos de gestión de la seguridad y salud de las organizaciones, facilitando el cumplimiento legal y yendo más allá.

En Safeguru España se defiende la máxima de ir “más allá de la norma”, siempre tratando de avanzar en los procesos y las aplicaciones implantadas en las organizaciones para potenciar o aprovechar al máximo la seguridad y salud en el trabajo.

 

Artículo elaborado por Cristina Alcaraz